Parece un tierno peluche pero es un perrito de verdad. Verlo morder su plato vale cada segundo

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *